La nueva era de las Tablets de segunda mano en el mundo del diseño gráfico

Hace tan solo unos años éramos incapaces de poder ver la utilidad que tenían las tablets en nuestro trabajo. Pensábamos que era imposible hacer nada de calidad gracias a ellas.

El principal problema es que nuestros dedos no son tan precisos como para poder manipular las pantallas táctiles y conseguir unos óptimos resultados. Sin embargo, descubrimos una manera para conseguir tener esta estupenda precisión y, al mismo tiempo, que sea sencillo de utilizar.

La idea era conectarle una tableta óptica; por si no lo sabéis, se trata de un dispositivo muy especial que se conecta con la Tablet (bien a través de un puerto USB con OTG o bien por Bluetooth) que dispone de un lápiz óptico. La idea es que lo que vamos dibujando en esta tableta se va pasando de forma directa al ordenador.

A principio de este año hemos ido incorporando estos dispositivos a nuestros empleados y no han podido quedar más encantados. De esta forma nos evitamos el hecho de tener que estar escaneando todas las campañas publicitarias que hacemos; así las transferimos de forma directa al ordenador.

Además, al ser de segunda mano disponen de un precio tan reducido que seguro que se ajusta a nuestro presupuesto.